Shikakai (shampú ayurvédico)

Como sabéis, a raíz de comenzar Mi experiencia “no poo” Me lavo el pelo con arcilla verde , pero había leído en algún foro sobre el Shikakai, que es un polvo vegetal derivado de la fruta del árbol  acacia concinna, usado para lavar el cabello y vigorizarlo usado de forma milenaria en Asia.

img_6212
100 gramos de Shikakai, polvo aterronado

100 gramos de Shikakai, polvo aterronado

Se trata de un polvo aterronado color marrón y con olor similar a la Henna, que se mezcla con agua caliente hasta lograr una pasta y se aplica en las raíces y se deja reposar 5-10 minutos antes de enjuagar con agua.

Como me llamó la atención, rauda y veloz acudí a mi herboristería y le pregunté por él, me dijeron que la marca Radle Shyam lo tiene pero que había que encargarlo, así que me lo pidieron y lo tenía al día siguiente a mi disposición, 100 gramos por 2,86€ (en foros y blogs se habla mucho sobre la marca Radle Shyam , a mi me parece que tiene una excelente calidad-precio y sobre todo una genial distribución, hay otras marcas que sólo se pueden adquirir online, tener la suerte de poder comprarlo en tu herbolario de confianza, sobre todo si son pocas cantidades me parece fenomenal. Sinceramente, si sólo se pudirera adquirir online no lo hubiese probado).

Y ahora, mi experiencia:

Sinceramente, comparado cuando me lavo el pelo con arcilla verde le he notado varias diferencias, cuesta mucho deshacer los terrones a la hora de preparar la pasta y tarda mucho en despegarse del pelo en el aclarado, por lo tanto la próxima vez que lo utilice (por supuesto que habrá próxima vez) será un día tranquilo en el que disponga de tiempo. Además, cuando comienzas el aclarado parece “la matanza de Texas” en marrón, si habéis usado Henna, a mí me recuerda mucho su olor y aclarado, no tiene nada que ver con la arcilla verde que se elimina en nada y se prepara más fácilmente.

Peeeeero, el resultado ha sido fantástico, pelo súper limpio, brillante y voluminoso, juzgar vosotros mismos

img_6204
Cabello tras Shikakai

 

Así que lo dicho, lo volveré a usar, aunque el día que lo haga intentaré disponer de tiempo para hacerlo sin prisa y sin desesperarme.

¿Has oído hablar del Shikakai? ¿lo has usado alguna vez? ¿te animarías a hacerlo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s