Protector solar casero: hazlo tú mismo

Receta:

  • 20 gramos de cera de abejas
  • 20 gramos de manteca de karité
  • 60 mililitros de aceites:
    • 20 ml de aceite de jojoba
    • 15 ml de aceite de semilla de frambuesa
    • 25 ml de aceite de sésamo
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 5 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 25 gramos de óxido de zinc
  • 5 gramos de dióxido de titanio
  • 90 mililitros de agua

Preparación:

Al baño maría fundimos la cera de abejas, manteca de karité y añadimos los aceites hasta que estén fundidos pero a fuego muy lento para que no se sobrecalienten y pierdan propiedades.

Fuera del calor añadimos los aceites esenciales, el óxido de zinc y el dióxido de titanio y renovemos bien (para estos dos últimos componentes hay que trabajar con mascarilla)

Por último calentamos agua en el microondas y lo ponemos en el vaso de la batidora, y mezclamos bien usando las varillas con la base oleosa que hemos preparado

Una vez que está amalgamado, lo pasamos a los recipientes (mejor que sean pequeños y que lo que no uses con frecuencia lo guardes en la nevera)

Con esta receta me ha dado para llenar 4 tarros de 50 ml

Sobre la protección que implica… yo le calculo que sobre una protección 30 o superior, de todos modos sobre lo que hay más información es sobre el óxido de zinc, que lo contiene en aproximadamente un 12% por lo que tendría un FPS aproximado de entre 12-19, a lo que hay que sumar el dióxido de titanio (no nano) que lo lleva en un 2% pero que he encontrado menos información y no me atrevo a daros un FPS, y también los aceites que lleva son protectores. De todos modos, si nos la aplicamos con la frecuencia que se indica que se debe aplicar un protector solar, es decir, cada 2 horas, estaremos bien protegidos

Esta crema que llevo usando a diario durante 3 meses no deja sensación grasa aunque sí una capa blanquecina si no se extiende muy bien, para evitarlo la cojo con los dedos y la froto entre las manos, y así se extiende mucho mejor, pero sí se nota algo de residuo en la piel…

¿Te atreves a hacer tu propio protector solar? yo te animo pues la sensación de tomar un baño de sol sabiendo lo que “llevas en la piel” es fabulosa, aunque hay que recordar no excederse en los baños de sol e intentar ser razonables con el tiempo que pasamos expuestos

Por cierto, también la estoy usando como desodorante al llevar óxido de zinc que es antibacteriano, y sorprendentemente en plena ola de calor en España, estoy satisfecha con su resultado… es lo bueno de la cosmética hecha en casa, que las cosas tienen varios usos 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s