Blog

Protector solar casero: hazlo tú mismo

Receta:

  • 20 gramos de cera de abejas
  • 20 gramos de manteca de karité
  • 60 mililitros de aceites:
    • 20 ml de aceite de jojoba
    • 15 ml de aceite de semilla de frambuesa
    • 25 ml de aceite de sésamo
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 5 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 25 gramos de óxido de zinc
  • 5 gramos de dióxido de titanio
  • 90 mililitros de agua

Preparación:

Al baño maría fundimos la cera de abejas, manteca de karité y añadimos los aceites hasta que estén fundidos pero a fuego muy lento para que no se sobrecalienten y pierdan propiedades.

Fuera del calor añadimos los aceites esenciales, el óxido de zinc y el dióxido de titanio y renovemos bien (para estos dos últimos componentes hay que trabajar con mascarilla)

Por último calentamos agua en el microondas y lo ponemos en el vaso de la batidora, y mezclamos bien usando las varillas con la base oleosa que hemos preparado

Una vez que está amalgamado, lo pasamos a los recipientes (mejor que sean pequeños y que lo que no uses con frecuencia lo guardes en la nevera)

Con esta receta me ha dado para llenar 4 tarros de 50 ml

Sobre la protección que implica… yo le calculo que sobre una protección 30 o superior, de todos modos sobre lo que hay más información es sobre el óxido de zinc, que lo contiene en aproximadamente un 12% por lo que tendría un FPS aproximado de entre 12-19, a lo que hay que sumar el dióxido de titanio (no nano) que lo lleva en un 2% pero que he encontrado menos información y no me atrevo a daros un FPS, y también los aceites que lleva son protectores. De todos modos, si nos la aplicamos con la frecuencia que se indica que se debe aplicar un protector solar, es decir, cada 2 horas, estaremos bien protegidos

Esta crema que llevo usando a diario durante 3 meses no deja sensación grasa aunque sí una capa blanquecina si no se extiende muy bien, para evitarlo la cojo con los dedos y la froto entre las manos, y así se extiende mucho mejor, pero sí se nota algo de residuo en la piel…

¿Te atreves a hacer tu propio protector solar? yo te animo pues la sensación de tomar un baño de sol sabiendo lo que “llevas en la piel” es fabulosa, aunque hay que recordar no excederse en los baños de sol e intentar ser razonables con el tiempo que pasamos expuestos

Por cierto, también la estoy usando como desodorante al llevar óxido de zinc que es antibacteriano, y sorprendentemente en plena ola de calor en España, estoy satisfecha con su resultado… es lo bueno de la cosmética hecha en casa, que las cosas tienen varios usos 🙂

Tres meses sin champú

Bueno, hoy es día 10 de enero de 2017, y cumplo tres meses sin champú en mi vida (debo reconocer que he pecado, 3 lavados con champú comercial cuando he estado fuera de casa, dos de ellos con champú de bebé)

Este tiempo he probado varias cosas:

  • lavado con bicarbonato y aclarado con vinagre/zumo de limón
  • lavado con arcilla verde y aclarado con zumo de limón
  • lavado con gel de aloe vera
  • lavado con shikakai
  • lavado con mezcla de arcilla verde, shikakai y gel de aloe vera
  • lavado con mezcla de bicarbonato, arcilla verde, shikakai y zumo de limón

Empecé con el bicarbonato y vinagre, pero no me gusta enjuagarme con vinagre aunque luego no quede olor en el pelo, pero ahora he vuelto a él enjuagándolo con limón, porque al final es lo más práctico y menos sucio, cojo una taza y echo bicarbonato, cojo otra y echo zumo de medio limón, me voy a la ducha y cuando ya estoy mojada y con el agua bien caliente mezclo agua en los dos recipientes y ya tengo mi champú y acondicionador. De momento el bicarbonato no ha disminuido mi coloración (me tiño con Mi mezcla tinte) y es rápido de preparar, de aplicar y es limpio.

Cuando tengo algo más de tiempo, me  gusta hacer mezclas, la que he probado recientemente con una cucharadita de bicarbonato, una cucharadita de arcilla verde, una cucharadita de shikakai y el zumo de medio limón más agua caliente me gusta porque me deja el pelo muy suave sin enjuague posterior, pero la ducha queda sucia y hay que pasarle un agua después y es más engorroso.

La arcilla verde con enjuague de limón me funcionó muy bien una temporada, pero después me dejaba el pelo más sucio aunque muy suave, y aplicarla era muy engorroso, así que desistí.

Resultados:

Mi pelo está como el de cualquier persona que lo cuide, no es un pelo de anuncio pero se ve más sano, tiene buen aspecto, no tengo puntas abiertas y no lo he cortado en estos meses (creo que me lo corté en septiembre que estuve de vacaciones pero no estoy segura, no me gusta nada la peluquería, ¿se nota?).

Tiene temporadas que se me cae más y otras menos, pero creo que como está creciendo y está bastante más largo de lo que lo solía llevar, pues también parece que hay más pelo caído aunque no sea cierto.

Mi pelo está más limpio durante más tiempo, ahora mismo lo lavo 2 veces a la semana cuando antes del no poo lo lavaba a diario, he ahorrado mucho tiempo y además lo daño menos con el secador, cada vez uso menos el champú en seco para alargar los días y hoy mismo, mientras escribo estas líneas, llevo el pelo suelto aunque lo vaya a lavar esta noche, pues está casi casi como el día de lavado (he usado champú en seco). De hecho si esto sigue así, acabaré por espaciar más los lavados, pero de momento me apetece ir todos los días con el pelo limpio sin tener que lavarlo todos los días, vamos, !esto era impensable hace tres meses!

En resumen, estoy satisfecha con el cambio porque mi pelo está limpio lavándolo menos y usando menos químicos, aunque he tenido que tirar de mucha paciencia para llegar hasta aquí

¿qué te parece? estoy deseando leer tus comentarios

 

 

 

Mi mezcla tinte

¡Hola!

Hoy os quiero hablar de la mezcla de plantas que utilizo para teñirme el pelo de forma natural, libre de químicos.

Hace muchos años, casi de adolescente, conocí la henna porque mi hermana mayor se teñía con ella y me gustaba mucho como dejaba el pelo (grueso, brillante, con volumen), lo único que como soy castaño claro-rubio oscuro, me quedaba bastante rojo, lo llevé así una buena temporada pero acabé cansándome, la verdad, y no pude eliminar el reflejo rojo más que esperando a que creciera el pelo…siempre reaparecía!!

Con la aparición de las primeras canas años más tarde, me pasé al tinte comercial, me gustaba un castaño un poco más oscuro que mi color, pero como se degradaba rápidamente y soy muy perezosa para ir a la peluquería e incluso para teñirme en casa… pues me pasé a un castaño oscuro que el primer mes parecía casi negro y después perdía color y se estancaba, permitiéndome un respiro en esto de teñirme 😉

Pues bien, ahora se me plantea un problema… todo el pelo lo tengo teñido de castaño oscuro, además muy recientemente, y sólo tengo las raíces de mi color natural donde además tengo canas, no muchas pero unas cuantas, y claro, no puedo usar solo henna porque quedaría rojo por las raíces, naranja las canas y reflejos rojizos el resto pero con mucha diferencia de color…

Así que me he decantado por continuar con un color castaño medio por lo menos de momento para no parecer cualquier cosa… peeeeero, la henna sólo tiñe de rojo, así que he tenido que recurrir a otras plantas.

Para esta mezcla he comprado henna pura (Radle la comercializa como cobre natural), índigo puro y amla pura (éstos dos últimos Radle los comercializa como tal). Uso Radle porque es la marca que se puede encontrar fácilmente en herbolario, lo que hace que sea más sencillo que tener que hacer compra online con los gastos de envío que supone.

Lo que he descubierto recientemente, es que la henna se puede preparar con agua o con ácido (tipo zumo de limón) y resulta que de esta última forma el color no se cae y cubre mejor las canas (con la henna se cubren tras varias aplicaciones), yo cuando la usaba siempre la preparaba con agua y permanecía bien en el pelo unos meses, luego iba perdiendo color … Además, si la haces con ácido, hay que dejar que macere para que libere el pigmento, entre 20-22º unas 8-12 horas. Cuando ha liberado el pigmento cambia la coloración del verde al marrón en la capa superior.

El índigo es un pigmento azul, lo uso junto a la henna porque así da color castaño y,  porque por sí mismo tiene una baja capacidad de pigmentación y además se”cae” rápido. Si lo combinas con henna obtienes un castaño medio, siempre dependiendo del color base.

El amla no tiene pigmento, pero oscurece un poco a la henna. Si la henna se mezcla con amla en una proporción de 1:3 (1 parte de amla por 3 de henna), el amla es suficientemente ácida como para poder preparar esta mezcla sólo con agua y que se libere el pigmento de la henna.

Receta de tinte castaño medio/oscuro:

La proporción es: 1 parte de amla, 3 de henna y 2 de índigo. Tengo el pelo por los hombros (recomiendan 100gr.) pero como lo tengo muy fino y poco, me hago 75 gr. y me da para no ser tacaña con la aplicación.

75gr.

Henna: 37,50gr.

Índigo: 25 gr.

Amla: 12,50 gr.

 

La henna y el amla maceran con agua entre 20-22º unas 8-12 horas. se puede añadir unas gotas de aceite esencial de árbol de té (unas 10). Esta mezcla la preparo la noche antes de teñirme.

El índigo se prepara con agua caliente (unos 50º) y se añade un cuarto de cucharadita de sal, se deja reposar 15 minutos. También se puede añadir un poco de bicarbonato.

Mezclo ambas pastas y me tiño

Se deja actuar de 2 a 6 horas

El resultado no se podrá apreciar con exactitud hasta 48 horas después, se recomienda quitar la mezcla sólo con agua y no volver a lavar el cabello por lo menos durante 48 horas que la mezcla sigue actuando. Tras aplicarme la mezcla me he lavado el pelo sólo con agua a los tres días y con arcilla verde como cuento en Me lavo el pelo con arcilla verde

Resultado de la primera aplicación:

Éste es mi resultado comparado con una foto de antes, el largo ha cogido un tono un poco más rojizo y las raíces son un poco más claras, con la henna es muy difícil conseguir un tono concreto, pero me gusta el resultado y supongo que se irá intensificando la tonalidad rojiza con las siguientes aplicaciones.

Resultado de la segunda aplicación:

Aunque tenía el pelo algo mojado en la foto, el resultado es el mismo que en la aplicación anterior, lo único que el pelo está más electrizado porque estaba usando secador de pelo en ese momento

Para más información:

Catherine Cartwright-Jones “Jenna para el pelo “Como se hace””

¿te apetece comentarme algo? deja tu opinión

 

 

 

 

 

Pasta dental de arcilla verde

 

Bueno, hoy os voy a hablar sobre el paso que más me ha costado dar en el cambio de los productos comerciales a lo natural…

He pasado de las cremas comerciales a las mezclas de aceites e hidrolatos, y simplemente las he incorporado a mi nueva rutina con mucho disfrute pues me parecen el mejor invento del mundo y son muy agradables de usar, como el paso del desodorante al bicarbonato con aceite de coco, estoy en pleno apogeo con el no poo, abandonando el champú, con un poco más de resistencia mental (debo reconocer que me estoy reeducando, pero cuesta abandonar la espuma) …pero el paso de gigante ha sido abandonar la pasta de dientes convencional… aquí mi subconsciente gritaba NOOOOO!!!!

Hace una temporada que vengo pensando en cambiar el dentífrico por algún producto natural o realizar una pasta dental casera.

Mi primer intento fue usar aceite de coco directamente en el cepillo para el lavado… pero no me llegaba a acostumbrar, aunque debo decir que limpia muy bien y deja una sensación muy suave en los dientes, como si te acabaras de hacer una limpieza de boca.

Ahora estoy usando esta pasta dental con arcilla verde, os pongo la receta. Al incorporar aceites esenciales tiene algo más de sabor, nada parecido a las pastas comerciales pero me está ayudando a superar la transición, puede parecer raro usar arcilla, pero quería probar una textura más similar a la pasta comercial

Receta de pasta dental con arcilla verde: 

3 cucharadas de aceite de coco virgen

3 cucharadas de agua mineral

3 cucharadas de arcilla verde

5 gotas de aceite esencial de árbol de té

5 gotas de aceite esencial de incienso

Por ésto empecé, luego añadí un poco más de aceite de coco y de agua hasta obtener una mezcla homogénea.

Los aceites esenciales están incorporados en función de sus beneficios bucales, ambos previenen la caries e infecciones en las encías. El aceite de coco es con el que se hace el oil pulling (que también probé pero me ha sido imposible continuar por las arcadas que me producía)

El cepillado con pasta de dientes de arcilla verde:

Bien, el cepillado con esta pasta es igual al de la pasta comercial, lo único que intento no juntar ambas arcadas y separarlas bien para no notar sensación arenosa o como de masticar arena, no pasa siempre, sino cuando encuentras algún grumito de arcilla (me ha resultado imposible que no quedase ninguno)

Enjuago bien y el resultado es muy parecido al lavado sólo con aceite de coco, dientes muy suaves y de momento estoy muy contenta…

Creo que psicológicamente, al llevar dos aceites muy fuertes me deja sensación parecida a la pasta comercial y por eso me está costando menos usarla que el aceite de coco solo… en este aspecto necesito ir poco a poco… la verdad

¿qué te parece? ¿soy toda “ojos” si quieres dejar un comentario 😉 ….

 

Me lavo el pelo con arcilla verde

 

En esta última temporada me veía obligada a lavar el cabello diariamente. En el gremio de peluquería me decían que tenia que espaciar los lavados, pero a última hora del día ya no tenía el pelo bien, por lo visto se me había acostumbrado, y no me apetecía ir por ahí con el pelo sucio.

Mas adelante me estrené como mamá y a la par fue naciendo en mi una obsesión por los ingredientes de las cosas, y por el INCI cosmético, y no me gustó nada lo que encontré. Ahí empecé a preocuparme por los ingredientes de los maquillajes y dejé de maquillarme (tampoco me hace mucha falta, mi piel está bastante bien), y me empezó a interesar la cosmética natural. Cambié mi crema de cara y cuerpo por mezclas de aceites vegetales hechas por mi y empecé a lavarme el pelo y el cuerpo con jabón natural ecológico, me iba muy bien salvo para el pelo… y ahí fue cuando di con el método “no poo” y comencé Mi experiencia “no poo”. Mi primer lavado fue con bicarbonato y vinagre, me quedó el pelo limpio y bien, pero no fue de mi agrado y conocí por algunos blogs y foros que había personas que se lavaban el pelo con arcilla, y al ser mi pelo fino, lacio y graso, me decanté por la arcilla verde (que tiene propiedades de regulación del sebo).

Lo que más me sorprendió del primer lavado es que el pelo sí que quedaba limpio!! Además con mucho volumen y brillo.

Lejos de lo que pueda parecer lavarse el pelo con arcilla no es tan engorroso, aunque yo lo complico bastante para asegurarme que el pelo quede bien limpio, ya que obviamente, no hace espuma como el champú comercial ni es fácil de aplicar a toda la raíz.

El lavado me está funcionando de la siguiente manera:

  • Primero hago la masa con el polvo de arcilla, añado tres cucharaditas a un bol y mezclo con suero de kefir hasta crear una pasta homogénea (uso plástico puesto que con la arcilla no se debe usar metal, en algunos sitios dice que plástico tampoco y mejor cristal o madera, pero en el baño prefiero usar plástico, por si acaso). Uso arcilla verde porque regula la grasa, pero tiene un ph de 7, que es neutro, pero superior al del cabello (entre 4.5-6). El suero de kefir tiene un ph que está entre 4.2-4.6, por lo que acidifica la mezca y de esta manera evito el enjuague con limón o vinagre diluido  que hacía antes, cuando mezclaba la arcilla con agua.
  • Me peino para desenredar el pelo
  • Con un pulverizador lleno de agua caliente humedezco el cabello
  • Con un pincel de los de teñir el pelo, voy separando mechón a mechón y aplicando la masa de arcilla por las raíces.
  • Cuando está la masa repartida, vuelvo a pulverizar y masajeo bien el cuero cabelludo, y lo extiendo un poco a los largos
  • Dejo reposar un poco mientras entro en la ducha y me lavo el cuerpo
  • Aclaro el cabello con abundante agua, la arcilla sale muy bien del pelo, por ésto no te preocupes!!
  • Enjuago con una taza de agua tibia con zumo de medio limón rebajado en agua y vuelvo a aclarar con agua templada. (Éste último paso es opcional en la mezcla de arcilla con el suero de kefir, pero muy importante si se hace con agua, pues cierra la cutícula del cabello aportando brillo).

El resultado es un pelo limpio, brillante y con volumen.

No queda ningún olor en el pelo ni en el cuero cabelludo (ni siquiera cuando se hace la mezcla con suero de kefir, que huele un poco ácido pero luego no se queda ese olor en el pelo)

img_6407

Aunque deja el pelo muy limpio, no deja la ligereza del champú comercial (se supone que la arcilla está lavando sin retirar todo el sebo natural que protege el pelo y el cuero cabelludo, y que eso es “bueno” pues regulará el sebo en lugar de crear el efecto rebote del champú comercial, que hace que a corto plazo te quede muy limpio , pero que a la larga se ensucie más entrando en un círculo vicioso)

Decir que desde que uso arcilla verde, he pasado a lavarme el pelo de todos los días a cada 3-4 días, y que para ésto he tenido la ayuda de mi Champú en seco casero, sin éste producto no habría podido espaciar los lavados seguro, oye, que una tiene que ir al trabajo y hay que ir presentable…

En ocasiones, y debido a que mi piel es mixta/grasa (más mixta que grasa desde que utilizo aceites vegetales reguladores, pero eso es ya otro post), aprovecho y pongo un poco más de arcilla y me hago una mascarilla en la cara, la aplico antes de hacer el proceso de aplicación de la arcilla en el pelo y la elimino con agua caliente en la ducha a la vez que me aclaro el cabello y tras ella hidrato mi piel de la forma habitual. Lo hago más o menos una vez a la semana (no es bueno hacerlo con más frecuencia).

Actualizado 10/01/2017:  Cuando llevaba más o menos dos meses usando la arcilla verde, a veces sola, otras veces combinada con gel de aloe vera o shikakai, empecé a notar que el pelo ya no me quedaba tan limpio aunque sí muy suave, y he optado por el no poo con bicarbonato/zumo de limón, como explico en Tres meses sin champú y Mi experiencia “no poo”semana a semana. Creo que puede ser porque lo tengo menos graso ya que ahora me dura más tiempo limpio. la sigo usando de cuando en cuando, aunque ahora la suelo usar mezclada cuando tengo más tiempo, y la suelo mezclar con bicarbonato entre otras cosas…

Contrariamente a lo que por ahí se cree,  puedes lavarte el pelo sin usar champú, de hecho el champú como tal es un invento moderno (según la Wikipedia de la década de 1930) y de alguna manera se lavarían antes, ¿no?

Actualizado 10/01/2017:  Cuando llevaba dos meses usando la arcilla verde, a veces sola, otras veces combinada con gel de aloe vera o shikakai, empecé a notar que el pelo ya no me quedaba tan limpio aunque sí muy suave, y he optado por el no poo con bicarbonato/zumo de limón, como explico en Tres meses sin champú y Mi experiencia “no poo”semana a semana. Creo que puede ser poque lo tengo menos graso ya que ahora me dura más tiempo limpio. la sigo usando de cuando en cuando, aunque ahora la suelo usar mezclada cuando tengo más tiempo, y la suelo mezclar con bicarbonato entre otras cosas…

 

 

 

 

 

hidratación de las pestañas con aceite de coco

Necesitarás:

Aceite de coco virgen extra

Un envase de máscara de pestañas vacío (en mi caso del transparente)

Vaciar y rellenar el envase de máscara de pestañas:

Yo no me suelo maquillar mucho y cuando lo hago suele ser muy discreto, por eso tenía en mi poder un envase transparente, de los que “supuestamente” cuidan las pestañas y las alargan. Para vaciar un envase es muy útil saber que llevan en la entrada del recipiente una pieza de plástico que estrecha la salida y elimina el exceso de producto en el peine, con la ayuda de un cuchillo saca esta pequeña pieza y así, limpiar un envase vacío es muy fácil, y más si es transparente.

Calienta un poco de aceite de coco al baño maría si está sólido a fuego muy lento hasta que se vuelva líquido (si está líquido, por encima de 24 grados, obvia este paso) para poder meterlo en el envase vacío y deja un poco de espacio puesto que hay que introducir en él el peine.

Aplicación:

Límpiate la cara y desmaquíllate si procede

Aplica el aceite en las pestañas de arriba y abajo con el peine, y deja al aceite actuar y reposar toda la noche.

Por la mañana limpia bien la zona para eliminar restos

Aceite de coco:

El aceite de coco es un aceite que se solidifica a una temperatura ambiente por debajo de 21 grados. Por encima de 24 se vuelve líquido. No hay ningún problema ni pierde propiedades aunque cambie de estado, así que no te preocupes, cuando lo apliques en invierno será sólido y en verano líquido, pero tendrá la misma eficacia.

No hay milagros:

Usar en las pestañas aceite de coco hará que estén más hidratadas, elásticas y bonitas, pero no hace milagros (esos, a Lourdes).

Si eres constante, podrás notar un engrosamiento y que se facilita su crecimiento, pero hay que ser realistas 😉

Bálsamo labial casero de miel

 

No se si os pasa también a vosotr@s, pero yo necesito bálsamo labial tanto en verano como en invierno, y un hábito que he incorporado a mi rutina diaria es aplicarme varias veces al día bálsamo labial, en cualquier época del año

Labial de miel:

1 cucharadita y media de cera de abejas virgen

1 cucharadita y media de aceite de coco virgen

1 cucharadita y media de manteca de karité

1 cucharadita y media de miel

4 gotas de aceite esencial de árbol de té.

Ésta receta queda espesa, si te gusta más cremosa añade menos cera de abejas

También hay que tener en cuenta que el aceite de coco cambia de estado, con calor es líquido y con frío es sólido, y eso afecta también a la consistencia del labial.